domingo, 21 de septiembre de 2008

NUEVAS MUTILACIONES DE GANADO


El fenómeno de las mutilaciones de ganado fue reportado (en gran escala) por primera vez en los años '70, localizado principalmente en Estados Unidos. Nunca se llegó a una explicación de lo sucedido, si bien los investigadores independientes quedaron convencidos de que el gobierno y los militares locales se empecinaban en ocultar los hechos.

La pista más firme por aquel entonces, se dirigía hacia investigaciones clandestinas de armas químicas y biológicas realizadas por el ejército. Por un lado, dichos desarrollos debían ser forzosamente secretos, dado que estaban prohibidos por diversos tratados internacionales que el gobierno de USA firmó. Por otra parte, algunos científicos (que pronto se callaron la boca) alcanzaron a declarar que los órganos mutilados al ganado eran, precisamente, útiles para estas investigaciones.

Para mi gusto, se trata de una conclusión demasiado rebuscada. Si el ejército necesitaba ciertos órganos vacunos para sus experimentos, no era razonable crear semejante alarma ni atraer indeseada publicidad: en vez de mutilar ganado ajeno por las noches, tenía otras soluciones.



Más floja aún resultó esa explicación, cuando el fenómeno se extendió a otras partes del mundo. La última gran oleada de mutilaciones de ganado se produjo en el año 2002 en Argentina. Los uruguayos tuvimos algunos casos también por aquí, sobre todo en el departamento de Durazno.

Como en todos los casos, se trataba de vacunos a los cuales habían extraído ojos, lengua y órganos sexuales, presentando además alguna mutilación en su maxilar. Como en todos los casos, no había señales de huellas ni evidencias de lucha o pataleo por parte del animal muerto. Como en todos los casos, no había rastros o charcos de sangre.

Incluso en algún caso se constató que el animal afectado se hallaba en una zona inaccesible a consecuencia de lluvias o crecidas. Y lo más extraño de todo era que, en la mayoría de los casos, los restos del animal eran evitados por los otros animales (incluídos carroñeros).

¿La explicación oficial? ¡Fueron los ratones!

Aunque parezca increíble, algunos funcionarios de organismos estatales dieron el caso por cerrado, declarando que cierta especie de roedores (que vemos a continuación), era la causante de las mutilaciones:


Como no me gusta que me traten de imbécil así nomás, hice unas cuantas preguntas a varias personas que pasaron gran parte de su vida en el campo. Y logré hacerlos reir bastante: ninguno de ellos (incluídos veterinarios) cree ni remotamente posible que unos roedores sean causantes de esa mutilaciones.

Desechada la "explicación oficial", pasé a revolver mi biblioteca en busca de otra solución que se manejó en principio: ceremonias de cultos satánicos. Pero no encontré nada que avale la hipótesis: no hay rito que se corresponda con este esquema.

En cuanto a la idea de que todo es "una broma de estudiantes", se cae por su propio peso.

¿Entonces? Entonces, como diría Sherlock Holmes: cuando se han desechado todas las explicaciones, la que queda, por imposible que parezca es la válida.

Y miren que no estoy hablando de enanitos verdes con un antojo de lengua a la vinagreta. Pero sí estoy pensando que algo/alguien investiga a fondo nuestras costumbres y nuestros hábitos alimenticios, con fines que se me escapan. O de lo contrario, algo/alguien está haciendo una monumental "puesta en escena" y sembrando desinformación.

Sea cual sea la conclusión, no parece positiva para nosotros: se desarrollan actividades que no comprendemos y son ajenas al ser humano.

Y continúan pasando. Por eso el título del post: en febrero de este año se detectó un caso de mutilación en un establecimiento a las afueras de Pehuajó (Argentina) y ya ha habido una media docena más en La Pampa.
Más leve, más cauto, menos notorio.....pero sigue sucediendo.

En USA se ha ocupado del fenómeno incluso el FBI (¿habrá sido el alter ego de Mulder?): les dejo el link hacia la página donde se pueden leer y descargar sus informes sobre el tema:
http://foia.fbi.gov/foiaindex/ufoanim.htm

6 comentarios:

Mariolo dijo...

La mutilación en Pahuajó, seguro fue Manuelita. Es que la tortuga esa esta recontra vieja y no ve nada ....

Las otras. Bueh, creo que los extraterrestres miran de ahi arriba, ven a un montón de animales en dos patas que se matan entre ellos, que andan en unas tortugas de lata para matarse mas rapido. Luego ven a tantas vacas en el campo, tranquilas, panchas. Sin dudas, ellos creen que ellas son las que gobiernan este mundo, de los seres que estudiaron son los mas inteligentes, no se matan entre si. Asi que las estan investigando.

Bueno, terminado el delirio matutino, me retiro.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Ya me diste título para otro post: "Manuelita, la asesina serial", o "Tortuga demente arrasa con todo" (parecen de Crónica TV, jajajajaajajaja)
La verdad es que todo esto es un gran misterio.

Un abrazo!!!!

Mary Lovecraft dijo...

Inquietante cuanto menos, el fenómeno este de las mutilaciones animales.
Siempre me llamó muchísimo la atención desde que leí por primera vez sobre ello hace bastantes años ya, de la mano del ya fallecido fenomenólogo español ( y doctor en psiquiatría) Fernando Jiménez del Oso...

hoy como ayer, el enigma sigue sin ser resuelto..

ay Pelaíto! esta entrada sí me dió miedo y se configuró como un gran gran XXL!!!

besotes para tí!!

pelado1961 dijo...

Mary:

El tema da para cortar mucha tela.
En el 2002, cuando se produjo la última gran oleada, la gente de campo se burlaba abiertamente de las explicaciones "oficiales".

Y la tontería de los "ratones" se terminó un día en que aparecieron seis vacas muertas en Argentina a 4000 metros de altura, en una zona donde ni el Súper-Ratón viviría.

(Que no te dé miedo, Mary. Mirá que pronto voy a postear sobre las abducciones....y ahí sí que la cosa se pone morada!!!!)

Besotes anti-miedo para tíiii!!!

Lux dijo...

The Chupacabras strikes again.

Digo, ya que está podría pegarse una vuelta por Buenos Aires, no? Y aprovechar a extirparle la lengua y los órganos sexuales a unos cuantos que están en el poder.

Como sea, la verdad que no descartaría la posibilidad de que esos pobres animalitos sean víctimas de algún experimento. Me suena más lógico y más propio del hombre creer que los animales y todo ser de la creación está a su entera disposición para cualquiera de sus propósitos.

Ahh! quiero leer lo de las abducciones!! eso si que mete miedo!

un abrazo Pelaa!!

pelado1961 dijo...

Luxie:

Sobre la primera parte de tu comentario, lamento decepcionarte: no hay constancia de que el Chupacabra ataque monstruos más despiadados que él, jajajajjaja.

Y podría ser un experimento, pero si fuera algo militar lo harían sin que nos enterásemos (salvo que sea un experimento de tipo sicológico con otros fines).

El post sobre abducciones está en etapa de producción, "no se pierda el próximo estreno", jajajja

Besotes!!!!