domingo, 21 de septiembre de 2008

MAS PROTEGIDO QUE "EL PROTEGIDO"


Aquellos a quienes guste el cine, recordarán la película "El protegido", con actuaciones de Bruce Willis y Samuel L. Jackson entre otros.
En ella, un guardia de seguridad que parece ser una persona común y corriente, resulta único sobreviviente de un trágico accidente, a raíz de lo cual alguien parece creer que posee un don muy especial.

Pues bien, como la realidad siempre resulta ser aún más increíble que la ficción, aquí les muestro a un señor (nonagenario él) llamado Alec Alder, que puede considerarse más protegido que "El protegido".

Ya veremos por qué.



La historia de supervivencia del Sr. Alder comenzó muy temprano: teniendo diez años fue atropellado por un auto mientras andaba en bicicleta. Voló por los aires y cayó en la cuneta de la carretera, pero apenas unas magulladuras fueron el resultado del accidente.

Ya con veinte años, alistado en el ejército en plena Segunda Guerra Mundial, el joven Alec se casó con su prometida Ada, por lo cual recibió unos días de permiso (como era usual). Y mientras disfrutaba de su luna de miel, su compañía fue llamada de apuro para ir al frente.
Cuando se presentó en su cuartel a la vuelta del permiso, se enteró de que todos sus compañeros habían caído en combate en Dunkerke.

Al año siguiente, formaba parte de la guarnición de un aeródromo en Kent, cuando éste fue bombardeado por los alemanes y reducido a cenizas, pero él no tuvo ni un rasguño.

Tres años después, el ya experimentado soldado Alder participaba de unos ejercicios cuando un tanque le pasó por arriba. Alec salía de una trinchera cuando el tanque se le vino encima: una oruga alcanzó a aplastarle un pie y la pierna, cuando el comandante del tanque (que ni siquiera lo había visto) se detuvo para chequear las posiciones, justo antes que la otra oruga le pasara sobre la cabeza.
Cuando retiraron el tanque para asistir al soldado, descubrieron que gracias al barro no tenía ni un rasguño: la pierna, que estaba intacta, había sido protegida por el fango.

Un año después, ya era sargento. Fue destacado a Devon y se quedó un fin de semana con unos parientes. Esa noche, mientras Alec dormía, un piloto inglés fue derribado y su avión en llamas cayó justo sobre la casa donde él estaba, arrancando a la pasada el techo de su dormitorio y explotando finalmente en el jardín. Sin consecuencia alguna para Alec, claro.

Al año siguiente, su compañía fue trasladada por mar a otra localidad. En medio de la travesía, varios submarinos alemanes atacaron el convoy, al mismo tiempo que fallaba el motor del barco en el que se encontraba. Por algún motivo que nunca se sabrá, los alemanes prefirieron atacar otros buques en lugar del que se encontraba detenido (que era un blanco fácil).

Ya en 1944 se encontraba en Burma y le quebraron una pierna jugando al fútbol. Mientras estaba en el hospital, su escuadrón fue atacado por los japoneses y diezmado.

Al año siguiente, ya con la guerra finalizada, el buque en el cual volvía a casa sobrevivió a una feroz tormenta frente a Gibraltar (mientras otros barcos se hundían).

Con los años (y ya sin participar de guerras), aún tuvo tiempo para salvarse de tres accidentes terribles. En uno de ellos, su coche fue destruído por completo cuando un camión lo atropelló......mientras Alec estaba almorzando en un parador de la ruta.

¿Simple suerte? ¿Qué opinan ustedes?

8 comentarios:

francisca dijo...

Opino que por algo sera...Dice Sabato:LA CASUALIDAD NO EXISTE.
Y no tengo la mas remota idea(si la tuviera ya hubiera explicado el universo todo jeje)pero esta repleto el mundo de historias aun mas raras.Y vos pelao:que opinas?tenes alguna teoria que te guste mas que otra?Besotes
P.D.mira que el desafio sigue en pie jejeje

Mariolo dijo...

Yo lo que quiero es saber en que avion viaja o si voy en un crucero, saber si el viaja tambien. Asi voy en el mismo, se que estamos a salvo.

pelado1961 dijo...

Francisca:

Eres una mujer insaciable: te encuentro los temas, te encuentro los libros....y me planteás ese desafío!!!!
Jajjajajajaja, hablando en serio: lo tengo presente, pero todavía no me hizo click la sinapsis para poner algo interesante.
Algo bueno va a salir, pero ya sabés que lo bueno y lindo demora un poco (hay preámbulos y todo eso, jajajajaja)

Besos!!!!

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Yo no estaría tan seguro.
Fijate que es EL el que se salva siempre (a los compañeros de armas no les fue muy bien que digamos!!!!)
Capaz que se hunde el crucero, los tiburones se morfan a todo el mundo, pero cuando llegan al buen Alec.....ya tienen la panza llena y se van, jajajajjajajaa.

No, no, mejor lejos. La constante del tipo es que siempre sucede algo en su entorno.

Un abrazo!!!!!

Mary Lovecraft dijo...

raro raro raro....sí señor....UuuuUuhhhhHhhhhmmmm

no sé qué decirte Pelaíto si este señor se habrá acostumbrado ya a su suerte o si a eso de darse sustos de muerte no se acostumbra uno porque los sustos se los lleva eh???

¿vivirá este hombre en un 2x3 de sentir que nace de nuevo como ocurre a la gente que vive la muerte muy cerca alguna vez en la vida (pero sin ser tocados por ella) o se habrá acostumbrado a "salvarse"????

a mí me pasó sólo una vez, de jovencita y la verdad es que el shock que vives en el mismo lugar del suceso es tan intenso como sutil llega a tu cuerpo y tu mente invadiéndolo todo y reordenando tus coordenadas y visión ante la vida...no sé si me acostumbraría yo a esto, la verdad.

un besototote para tí mi Pelaíto!! y sigue con entradas tan interesantes ¡¡¡me pirra este blog!!! :D

por cierto, tengo un XXL en mi blog date prisa para tí: la maldición del gift con vida propia Ò_Ó

pelado1961 dijo...

Estoy saliendo para ahí, Mary!!!!

Mistik dijo...

Qué c**o, por dios!
Yo sí creo que hay gente que nace con dosis de mucha, poca o ninguna suerte...
Lo ves en algunos artistas, por ejemplo, que además de ser bueos actores, cantan bien, son buena gente o sencillos...
Habrá otros tantos tan afortunados como este veterano, que se ve es inmortal...
Beso, pelado!

pelado1961 dijo...

La verdad, Mistik, creo que el "nonagenario" es indestructible, jajajajjajaja.
Y hay gente tocada por la suerte, sí señor, a la que todo le sale bien.

(Yo mejor que ni juegue a la quiniela, jajajjaa)

Un beso grande!!!!