sábado, 23 de octubre de 2010

EL VIDENTE DE LAS TIERRAS ALTAS


En las Highlands (tierras altas) de Escocia subsisten las historias, transmitidas de generación en generación, acerca de la vida y predicciones del vidente Brahan.
No es que fuese rara la presencia de personas con poderes de clarividencia entre las comunidades rurales escocesas. Por el contrario, estos individuos especiales eran varios y notorios.

El escritor Samuel Johnson investigó el fenómeno durante un viaje que realizó a la zona en el año 1773.
Partiendo de una posición escéptica, terminó por reconocer que existían hechos concluyentes que avalaban la clarividencia. Y el vidente Brahan fue uno de los personajes más conocidos de ese grupo.



El vidente Brahan se llamó en realidad Coinneach Oddhar y nació a principios del siglo XVII en la isla Lewis (Hébridas esocesas).
Trabajó casi toda su vida como granjero y, en cuanto a sus dotes de clarividente, no eran "manejables": al igual que en la mayoría de los casos de videntes escoceses, se trataba de dones que se manifestaban espontáneamente a los sujetos.

Lo que sí se sabe es que Brahan usaba una piedra como catalizador de sus visiones. La llevaba siempre consigo y son diversos los orígenes que se le atribuyen: desde un legado familiar hasta un presente de las hadas.

Como sea, el hombre realizó a lo largo de su vida una serie de predicciones. Muchas de ellas no fueron realmente entendidas hasta que se cumplieron.
Veamos algunas.

"Llegará el día en que largas hileras de carros sin caballos transiten entre Dingwall e Inverness y, lo que es más sorprendente, entre Dingwall y la isla de Skye"



Muchas personas supusieron total locura en el vidente Brahan, pues la idea de carros sin caballos no era razonable. Pero podemos suponer que la construcción de ferrocarriles a lo largo de las rutas mencionadas, cosa que se realizaría mucho después de la vida del vidente, fue el cumplimiento de la profecía.

"La piedra de Petty se moverá una noche por sí sola y entrará en el mar, deteniéndose a la misma distancia que hoy está tierra adentro"



La "piedra de Petty" a la que aluden es una roca de unas ocho toneladas, situada a unos diez kilómetros de Inverness. Estaba situada unos 250 metros tierra adentro y, a todas luces, era inamovible.
Pero en la noche del 20 de febrero de 1899 se movió hasta quedar situada unos 250 metros mar adentro.

Nadie presenció el hecho, por lo cual la forma en que esto haya sucedido permanece siendo un misterio.
Todo lo que se sabe es que esa noche hubo vientos extremadamente fuertes que, sin embargo, no podrían ser los causantes.

"Cuando existan cinco puentes sobre el río Ness, comenzará una etapa de horror para la Humanidad"

El quinto puente sobre el río Ness se inauguró en agosto de 1939. El primero de septiembre de ese año, el ejército alemán invadió Polonia y dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial.
Creo que podemos dar por cumplida esa profecía, ¿no?

"Cuando existan nueve puentes sobre el río Ness, habrá una tragedia de fuego en el mar"


En 1987 se inauguró el noveno puente sobre el río Ness. Y en 1988 se produjo una catástrofe en la plataforma petrolera Piper Alpha: una tremenda explosión la destruyó por completo, causando la muerte de 167 personas en medio de una gigantesca bola de fuego.

El vidente Brahan era un hombre sencillo y, probablemente por eso, todas sus predicciones estaban asociadas a cambios en su entorno.
Es así que algunas de sus profecías son bastante curiosas. Cuando dio un panorama general del futuro de su tierra, las Highlands, expresó lo siguiente:

"Llegará el día en que las ovejas sustituyan a los humanos en gran parte de este lugar. Pero las ovejas serán desplazadas por los ciervos, después de que los mercaderes se apoderen de la tierra.
Tampoco los ciervos permanecerán, pues una terrible lluvia negra los exterminará junto a los demás animales."


En la época en que el vidente Brahan realizó esta predicción, no parecía tener asidero. Las tierras del lugar acogían gran número de pobladores, que vivían de la agricultura, la pesca y el comercio.
Pero con el tiempo, la economía dio un giro y convirtió la cría de ganado ovino en negocio muy rentable.
Se dedicaron grandes extensiones de terreno a esa actividad, por lo cual se compraron poco a poco las pequeñas granjas, cuyos propietarios y sus familias abandonaron el lugar.

Con el tiempo, también dejó de ser rentable la cría ovina. Alguien tuvo entonces la idea de traer ciervos y crear cotos de caza para diversión de la gente pudiente. Es así que grandes terrenos se dedicaron a ello.

La siguiente etapa de la profecía, por suerte aún no se ha cumplido. Y esperemos que, en esa parte, el vidente Brahan se haya equivocado.

1 comentario:

kike marulanda guerrero dijo...

si se cumplió la última frase al decir "Los mercaderes se apoderen de la tierra", me parece que son los banqueros y las élites enonomicas las que ya dominan nuestro pobre mundo