martes, 28 de octubre de 2008

UN SUEÑO QUE DERIVA EN PESADILLA


Dos hermanos (James y Peter Tunstead) y un amigo (Derek Batten) decidieron llevar a cabo el sueño de sus vidas: un recorrido de dos meses por las aguas costeras de Australia, su país natal.

Recientemente jubilados, venían planificando el viaje desde mucho tiempo atrás, cuando comenzaron a navegar los fines de semana en el yate Kaz II, de su propiedad. Ahora, con todo el tiempo del mundo, los tres hombres se proponían darse el gusto: navegar, pescar, tomar sol e ir recalando en diversos puertos, para conocer más su país.

Cuatro días después de que zarparan, una lancha patrullera encontró el Kaz II a la deriva. Cuando lo abordaron, los marinos se vieron ante una extraña escena: una comida para tres servida en la mesa, un periódico y unos lentes de lectura sobre una silla, un laptop encendido.... y ningún rastro de los tres hombres.



Tanto el radio de a bordo, como el GPS y las computadoras funcionaban perfectamente. El motor estaba encendido. Toda la ropa, dinero y pertenencias de los hombres estaban en su sitio, incluída una cámara que luego fue examinada por la policía: mostró una escena de pesca donde bromeaban entre sí sobre su suerte como pescadores, nada más.

Tres chalecos salvavidas, un radiofaro de emergencias y un bote salvavidas fueron encontrados a bordo. Ningún signo de lucha, sangre o algo fuera de lo común pudo ser apreciado.
Los hombres no llevaban consigo equipo de buceo ni les interesaba dicha actividad.

Ningún desperfecto presentó el yate, una vez remolcado a puerto y revisado por los guardacostas y la policía local. Nadie entiende qué pudo suceder.



Se despacharon aviones, barcos y hasta un helicóptero Blackhawk a fin de buscar rastros de los tres hombres, pero a la semana se dio por concluída la pesquisa sin hallar nada.

El buen tiempo que reinó durante los cuatro días de navegación del Kaz II aleja toda posibilidad de explicación a base de temporales u oleaje fuera de lo común, que pudiera arrebatar de borda a los tres hombres al mismo tiempo (algo que, de todas formas, no sería nada usual).

En suma: otro caso más, de los tantos que presentan similitudes con el del Mary Celeste.

11 comentarios:

Fonzi dijo...

Un caso similar a los ocurridos en el triangulo de las Bermudas.
Muy interesante...
No habia sentido hablar de el.
Voy a chusmear que mas encuentro por ahi acerca del caso.
SALU

Mariolo dijo...

A la pipeta.

Se habian jubilado y desaparecieron? ... Tas seguro no fue en Uruguay?

Adolfo Calatayu dijo...

Yo tampoco conocía la historia...uhh,yo me inclino por la idea que fueron los Cardasianos,sino los servicios de la "madre patria" deben tener algo que ver;eso o los muchachos de Moyano. Jajajajajaja
un abrazo,amigazo.

pelado1961 dijo...

Fonzi:

Vas a encontrar varios datos a través de Google y algunos diarios australianos.
Terrible misterio (y van...)

Un abrazo!!!


Mariolo:

¿Jubilados con yate en Uruguay?
(Jejejeje...vos estás fumando algo raro)
Estos iban a GANAR calidad de vida, y se desvanecieron!!!

Va un abrazo!!!!


Adolfo:

Jaajjajaja, me gustó lo de "los muchachos de Moyano", jajajjaja.
Pero no creo que hayan sido ellos, porque son medio desprolijos, ¿viste?
(En cambio en este caso, no quedó ni rastro!!!)

Un abrazo!!!

Mary Lovecraft dijo...

Uhoooo qué inquietante!! se me eriza todo el vello del cuerpo!! esto de leer tanto y tan de seguido (me chupé el caso del Mary Celeste también!) sobre extrañas desapariciones no puede ser nada bueno!! jajajjaa!!

me encantó el caso una vez más, me tuviste en vilo hasta el final del post querido Pelaíto!!

besototes para tí!! ¡¡muakkss!! :DDDD

pelado1961 dijo...

Mary:

Son cosas muuuuuuy extrañas, es como si algo/alguien estuviera jugando con nosotros.
En fin, hay más casos en los "Expedientes", que ya irán saliendo a la luz.

Besotes!!!!!
PD: el del Mary Celeste ya es un clásico; espero que estos tres jubilados aparezcan sanos y salvos en una isla o algo así.

Gabriel dijo...

Me recuerda a la época en que devoraba libros de Berlitz, Como el Triángulo de las Bermudas, entre otros.
Me siguen fascinando estos misterios.
Saludos y gracias por tu visit y enlaces.

Gabriel

pelado1961 dijo...

Gabriel:

Nada mal el libro de Berlitz, aunque le dio un poco de color de más al asunto.
De todas formas, estas cosas suceden y no parecen tener explicación.
(Y vamos a seguir subiendo posts sobre ellas)

Un abrazo!!!!

Gabriel dijo...

Los Gruman Avenger jamás aparecieron. Ese caso siempre lo recuerdo, vaya uno a saber por qué.
Además de Berlitz, estaban Von Daniken (Recuerdos del futuro), Pauwels & Bergier (El retorno de los Brujos), Charles Fort (El libro de los condenados)...
Increíble, retrocedí 30 años en el tiempo. Los recuerdo como si fuera ahora.
Saludos,

Gabriel

pelado1961 dijo...

Gabriel:

Fue aún peor.
Creo que este post te va a gustar:

http://el-area-51.blogspot.com/2008/01/el-vuelo-19.html

Un abrazo!!!

Samy dijo...

Pah!!! como me inquietan estos casos pero me gusta!!!... sobre el otro que mencionas Mary .. no se nada, me pongo a investigar... que chevere!!!