jueves, 9 de octubre de 2008

LOS OVNIS Y EL SECRETO MILITAR


Donald Keyhoe fue uno de los más serios investigadores de OVNIs y, adicionalmente, fue de los primeros que alertó claramente sobre el velo de secreto y desinformación que la CIA y el Pentágono trataban de poner sobre el tema.

Keyhoe tenía información de primera mano sobre ese tema, pues forjó vínculos con militares y pilotos de la Fuerza Aérea que comprendían el enfoque erróneo que implicaba el secretismo.



Pero Keyhoe quería saber cuál era el motivo detrás de esa política. Recibió un primer indicio en 1968, cuando en charla informal con un oficial de la Fuerza Aérea que había estado destinado al Pentágono, se produjo este diálogo:

Keyhoe: "Sé que la Fuerza Aérea y la CIA están en un mal momento con este tema. Pero tratando de mantener oculta la verdad, sólo consiguen que las cosas empeoren. ¿No cree?"

"Creo que sólo hay una explicación -dijo el oficial-, que no saben qué hacer.



Ante semejante revelación, Keyhoe le pidió a su interlocutor que le aclarase el punto, o sea, cómo había llegado a semejante conclusión.

La respuesta del oficial fue clara:

"Lo dijo un agente de la CIA durante una discusión en el Cuartel General. Ante una oleada de avistamientos, la prensa estaba atacando duramente las "explicaciones" que dábamos al respecto. Fue entonces cuando un coronel de la Fuerza Aérea dijo que sería mejor que comenzásemos a preparar al público antes de que fuera demasiado tarde, en lugar de seguirlos engañando"

"Y allí el agente de la CIA se puso como loco y le contestó: "Vamos a mantener este asunto en secreto tanto como sea posible. Realmente no hay forma de preparar al público". Al escuchar esto, el coronel se irritó y le pidió explicaciones: "Deme una sola buena razón por la cual el pueblo no pueda ser preparado", ante lo cual el hombre de la CIA se miró con otros dos agentes que estaban presentes y se limitó a disculparse con el coronel, aduciendo que estaba nervioso y había tenido un mal día. No me lo creí, porque los otros agentes parecían realmente muy preocupados y asombrados de que el coronel hiciera esa pregunta".


Luego de esta charla, Keyhoe averiguó que el coronel presente en la reunión que le fue relatada, tenía acceso a los documentos clasificados como "Alto Secreto". Pero sus informantes le aclararon que existía una clasificación aún más secreta que esa. Y que todo lo relativo al tema OVNI encajaba en esa última.

4 comentarios:

Mariolo dijo...

Para comentar este post, debería copiar y pegar lo que comenté en el último.

En resumen, ya nadie les cree, ocultarlo es al dope y solo les crea más desconfianza del pueblo.

pelado1961 dijo...

Cierto, Mariolo.

Incluso te digo más: hay casos de pilotos civiles de aerolíneas, a los que se desacreditó de tal manera que perdieron su empleo.
Y gente decente a la que se acusó de estar borracha o drogada para "explicar" lo que habían visto.

Ah, al último senador yanqui que trató de escarbar en el caso de Roswell (y exigió que le permitieran ver todos los archivos secretos sobre el caso), le contestaron que todo el material había sido destruído.

Muy conveniente, ¿no?

Un abrazo, amigo!!!!

Mary Lovecraft dijo...

Iba a decir lo mismo que Mariolo jajaj!

ya lo dijo él, mejor no repetirme.

y yo me pregunto ¿qué tan grande puede ser lo que se nos esconde???

y qué tan grande habilidad para mantenerlos a raya...:S

un besote inquieto para tí, mi Pelaíto! :)

pelado1961 dijo...

Mary:

Tarde o temprano, todo tendrá que salir a la luz. Ya veremos si nos desmayamos o no entonces!!


Besotes!!!!