domingo, 5 de febrero de 2012

ESFUMADOS


Los remolcadores son embarcaciones muy útiles. Están presentes en todos los puertos, casi siempre como auxiliares de maniobra para otros buques, pero también haciendo honor a su nombre en tareas de remolque de embarcaciones de carga.

Precisamente en estos menesteres se encontraba en 1966 el remolcador "Southern Cities", que el día 29 de octubre zarpó del puerto de Freeport (Texas, USA) con dirección a Tuxpan (México). Su misión consistía en remolcar una gabarra con carga.

Al tercer día de navegación, el propietario recibió un mensaje rutinario del capitán, donde se indicaba su posición, su velocidad (6 nudos) y el estado del tiempo, que era excelente.
Pero luego, los días pasaron y ya no se recibieron más noticias del remolcador, lo cual fue preocupando progresivamente a los responsables. Al final, se solicitó formalmente la búsqueda de la nave desaparecida.



La búsqueda aérea abarcó inicialmente una extensión de 21.000 kilómetros cuadrados, manteniendo las coordenadas lógicas del rumbo de navegación del remolcador.
Dado que no se encontraron rastros, fue necesario ampliar la búsqueda a otras áreas y, además, se incluyó en la misma a varias naves de superficie disponibles.

Recién habría novedades el día 5 de noviembre. Corrían las 8:30 de la mañana cuando uno de los aviones de búsqueda percibió una nave. El piloto maniobró para acercarse y la tripulación pudo ver que habían localizado algo inesperado: la gabarra.

Las gabarras son embarcaciones de fondo plano, utilizadas como en este caso para llevar carga. Puesto que no suelen estar autopropulsadas, son arrastradas por un remolcador.



El avión procedió a informar por radio la posición de la embarcación, que al poco rato fue abordada por la Guardia Costera. Descubrieron que la gabarra estaba intacta, sin huellas de accidente alguno y con toda su carga completa.

La búsqueda del remolcador continuó por varios días, sin que diera resultado alguno.

La comisión que examinó el episodio no pudo hallar explicación para el incidente. Se sabe que el "Southern Cities" contaba con un bote salvavidas para veinte personas, chalecos y salvavidas individuales, así como nueve extintores de incendios.
Además, en caso de haberse hundido súbitamente y por causas desconocidas, el remolcador habría arrastrado a la gabarra a su mismo destino. Pero si tuvieron tiempo de reaccionar, tan sólo hubieran debido soltar el cable y llegar a la gabarra en el bote, esperando allí el seguro rescate. 

Por lo tanto, todo resultó incomprensible. Y ni el remolcador o sus tripulantes volvieron a ser vistos.

10 comentarios:

El radioaficionado dijo...

El Triángulo haciendo de las suyas...

Y yo, que estaba tan desaparecido como el remolcador, volví...

Un abrazo.

pelado1961 dijo...

Radioaficionado:

Creo que esta desaparición es inaudita, como si un niño hubiera elegido un juguete (el remolcador) en vez de otro (la gabarra).
Ah, y se llevó los "muñequitos" también !!!!


Un abrazo.
PD: Espero que hayas andado de vacaciones!!!

Rosa dijo...

Quien sabe que pudo pasar con el remolcador, quizá se perdieron en el horizonte de las dudas.
Besitos.

pelado1961 dijo...

En ese caso, Rosa, creo que ya hubiera desaparecido media Humanidad, jajjajaja

Un beso para tí.

Ernesto Moreno dijo...

¿Cuántos tripulantes había en el remolcador? Qué triste para sus familias. Sin duda el mar guarda aún muchísimos misterios. Saludos Pelado.

NuMaN dijo...

Es muy raro, porque si fuera el "Kracken", habrían aparecido huesitos y otros restos.
Algún niño alienígena que agarró el rayo desintegrador de papá sin permiso?
Pos me doy, como decía el Quico!

Estoy buceando en los archivos de éste blog y veo que tengo para rato de entretenerme.Good job!

pelado1961 dijo...

Ernesto:

La tripulación del remolcador se componía de 6 hombres.
Lo que hace inexplicable este caso es que se trataba de dos embarcaciones unidas por un cable, y una se esfumó por completo.
Como tú decís, el mar se guarda muchos secretos todavía.

Va un abrazo.

pelado1961 dijo...

NuMan:

En este caso, ni restos ni rastros aparecieron: nada.
El pobre Kraken no tiene la culpa.
En cuanto a un infante alienígena con un desintegrador....espero que hayan puesto en penitencia al susodicho !!!

Un abrazo.
PD: hay mucho para ver en el blog, espero que te agrade.

Mariolo dijo...

El Radioaficionado me hizo reir y hasta concordar con él, ya que también yo estaba desaparecido y volví.

Los que no vuelven son los que pasan cerca de ese lugar.

Raro que se esfumen así, de esa manera.

Se los tragará el mar?, la Atlánticda, o similar, seguirá existiendo y caen para ahi?, los ET se los llevan de paseo?

La hora del divague, o no, de Mariolo

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Se acepta cualquier hipótesis, por divagante que sea.
Después de todo, nadie la tiene clara en estos asuntos.

Va un abrazo.
PD: y yo ya pensaba que los ET te habían llevado de paseo, jajajjaa