jueves, 2 de febrero de 2012

¿CUENTOS DE MARINEROS?


Dentro de los llamados "cuentos de marineros" de todos los tiempos, ocupan un lugar no menor aquellos que hablan de "serpientes marinas".
Por supuesto, no me estoy refiriendo a las especies conocidas de estos animales, sino a verdaderos monstruos gigantes que, a lo largo de las épocas, han sido avistados en forma irregular.

Pero una cosa es un cuento con tema tradicional, cada vez más adornado para impresionar a los potenciales escuchas. Y otra cosa es un vivencia real, como la que parece haber acontecido en los casos que les traigo a continuación.

El primero de ellos data del año 1848. La fragata británica Daedalus navegaba el Atlántico, entre el Cabo de Buena Esperanza y Santa Elena, el día 6 de agosto. Eran las cinco de la tarde cuando el capitán Peter Quhae fue informado por los oficiales acerca de  una gran alarma entre la tripulación, causada por una serpiente marina.

El hombre salió de su camarote, furioso y dispuesto a reprender a sus marineros, sea por haberse emborrachado, sea por contar tonterías, sea por haberse emborrachado y contar tonterías. Pero apenas pisó cubierta, se vio forzado a cambiar de parecer: muy próxima al barco, se veía una gigantesca serpiente moverse en el mar.

Los cálculos del capitán hablan de unos 18 metros de longitud, un diámetro de unos 40 centímetros detrás de la cabeza y un color marrón oscuro, sólo atenuado por un cuello blanco amarillento.
Afortunadamente para el buque, la serpiente no se interesó en absoluto por él: continuó moviéndose con rumbo sudoeste, a una velocidad calculada de unos 20 a 30 kilómetros por hora, hasta desaparecer de la vista.



Ý se ve que 1848 fue año prolífico en materia de serpientes marinas, porque el 20 de septiembre aconteció un avistamiento similar.
El bergantín Daphne, con bandera de USA, navegaba el Atlántico Sur cuando la tripulación y el capitán observaron lo que luego describirían como

"un animal extraordinario, de unos 30 metros de largo, con la apariencia de un gran áspid o serpiente"

Al contrario de lo acontecido con el Daedalus, esta vez la serpiente se dirigió directamente al buque, por lo cual el capitán ordenó que se disparase un cañón contra la bestia marina. Fuese lo que fuese la criatura, recibió el impacto y retrocedió, zambulléndose enseguida con gran aparatosidad, levantando una enorme cantidad de agua.

No fue vista nuevamente.



Probablemente ustedes piensen que lo acontecido hasta aquí no ha pasado de ser unas historias contadas por marinos atemorizados. Y que si esos "bichos" los hubiera visto un zoólogo, otro gallo cantaría.

Pero no.

El 7 de diciembre de 1905, los zoólogos británicos Ernest Meade y Michael Nicoll se encontraban vacacionando en Brasil. Habían salido con su yate desde Joao Pessoa, dispuestos a disfrutar de la pesca en la zona. Pero en vez de pescar algo, casi resultan pescados.

Hacia las 10 de la mañana, anclados y con sus cañas en acción, notaron de pronto una gran agitación y movimiento de algas en las proximidades del yate. A continuación, algo de aspecto pegajoso y resbaladizo surgió de las aguas. Posteriormente lo describirían como

"un monstruo con gran cabeza de tortuga, cuello tan grueso como el cuerpo de un hombre y color oscuro, que se elevó más de dos metros del agua y se movió lentamente hacia nosotros"

Quienes piensen que los dos zoólogos se quedaron allí para intercambiar opiniones y realizar un bosquejo de la apariencia del "monstruo", están muy equivocados: eso sólo sucede en las películas.
Los tipos pusieron pies en polvorosa: pusieron en marcha el yate y desaparecieron de allí lo más rápido que pudieron.

¿Dónde quedó el espíritu científico, digo yo?

EDITADO: subo a continuación la imagen a la que hizo referencia un comentarista:


Habría que ver si esto es un ejemplar adulto o una cría !!!

8 comentarios:

Byron Campoverde Cabrera dijo...

Joder...yo habría hecho lo msimo.
Eso si despierto del desmayo seguro que me daba xD

Anónimo dijo...

No se..

Pero este famoso pez remo..

http://farm3.static.flickr.com/2229/2350098607_3a3f8ff210.jpg

Creo que debe haber asustado a muchos..

Es muy similar a los dibujos de "Serpientes marinas"

Gracias por tus aportes!

Saludos!

pelado1961 dijo...

Anónimo:

No tengo dudas de que ese pez dio algún susto !!!!
Edité el post para que vean esa imagen los visitantes.

Saludos.

pelado1961 dijo...

Byron:

Concuerdo. Pongo el motor a todo lo que da y voy tomando fotos... mientras me alejo de allí !!!

Va un abrazo.

Ernesto Moreno dijo...

Estoy seguro de que el mar esconde todo tipo de animales extraños, y de gran tamaño. El pez de la foto es impresionante!

Saludos Pelado.

pelado1961 dijo...

Ernesto:

Te dejo por aquí una noticia sobre un pez remo.
Aparentemente, pueden alcanzar longitudes bastante respetables.

Un abrazo, amigo !!!

Mariolo dijo...

Si habrá cosas que aún no conocemos de la naturaleza, mientras la vamos aniquilando.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Vamos a liquidar todo ANTES de conocer todo, eso es un hecho !!!