miércoles, 4 de enero de 2012

¿MÁS CHATARRA ESPACIAL?



Leí esta noticia y pensé, casi, casi, que empezábamos el 2012 con un episodio tipo "La guerra de los mundos". Resulta que un granjero de la región de Omusati (Namibia) oyó un gran estruendo y, posteriormente, encontró un objeto metálico en sus terrenos.

De forma esférica, el artefacto mide unos treinta y cinco centímetros de diámetro, pesando unos seis quilos aproximadamente. A todas luces, se trata de algo manufacturado, pues su apariencia no es precisamente la que cabe esperar en un meteorito.

Lo vemos aquí:



De acuerdo a los testigos, la noche en que cayó el objeto se escucharon varias explosiones en el transcurso de breves instantes. El granjero decidió emprender una recorrida por el lugar, a fin de determinar la causa de tales estruendos. Y fue entonces cuando encontró el objeto.

Avisada la Policía, se hizo presente en el sitio una patrulla. Los agentes intentaron determinar si el artefacto representaba algún peligro, pero no lograron arribar a una conclusión definitiva pues no pudieron identificarlo.

Pasaron la posta a los científicos locales, quienes emprendieron una investigación bajo cuerda (el episodio aconteció en noviembre pasado y no fue dado a conocer hasta un mes después). Tras examinar minuciosamente el objeto y la zona de impacto, lo retiraron y fue sometido a análisis.

Después de descartar la posibilidad de que el artefacto fuese explosivo o radiactivo, se determinó que está fabricado de una aleación metálica utilizada en tecnología espacial. Asimismo, los estudios determinaron que es hueco.

Finalmente, tras muchas especulaciones, la teoría más aceptada es que se trataría de un tanque de hidrazina, tal como se ve  en esta foto comparativa:



La hidrazina es utilizada, bajo la forma de alguno de sus derivados, como combustible espacial. No obstante, no es muy recomendable dada su potencial toxicidad.

En todo caso, nadie se ha hecho cargo de la paternidad de este bebé. Por lo cual se supone que sería un componente de un satélite espía que sufrió algún desperfecto.
O sea que, de marcianos nada. Pero dudo que los propietarios del chirimbolo den la cara.

4 comentarios:

Ernesto Moreno dijo...

Tal vez los chinos y los indios no son los únicos que están tratando de alcanzar las estrellas. Algún tirano africano con delirio de grandeza, que prefiere poner su bandera en la luna antes de darle de comer a sus ciudadanos.

Un saludo Pelado.

pelado1961 dijo...

No había pensado en eso, Ernesto.
Yo apuntaba a un satélite espía porque todos se quedaron calladitos y ningún gobierno reconoció que era suyo.
Además, es muy raro que tengan el artefacto un mes para analizarlo, sin dar a conocer la noticia.

Acá hay gato encerrado.

Saludos !!!

Mariolo dijo...

Está bravo esto de andar por el campo y que te caiga un tanque de la moto de un alien ...

ah ¿no era un alien?, bueh, este gobierno no tiene gollete, che

pelado1961 dijo...

Hasta los tanques de combustible de los alienígenas son chinos !!!
Así no andan bien las cosas, jajajajjajaja.