viernes, 13 de enero de 2012

EL MISTERIO DE BOSKOP



La localidad de Boskop (Sudáfrica) es un sitio apacible, donde un turista puede pescar o contemplar los animales de la reserva. Sin embargo, en cierto momento se descubrió allí algo que casi hace tambalear importantes conceptos científicos.

Todo comenzó en el lejano otoño de 1913, cuando un par de granjeros abocados a sus tareas habituales encontraron fragmentos de un cráneo extraño: se trataba de un fósil de capacidad craneana superior a la del hombre actual.


Diferentes naturalistas y paleontólogos estudiaron el cráneo, realizaron su reconstrucción y especularon sobre el tema desde su hallazgo hasta, más o menos, los años '30.
Las diversas conclusiones hablaban de una "raza Boskop", de antiguedad similar a la del hombre de Neandertal, con un cerebro más grande que el nuestro. Luego, el silencio fue ganando terreno.

Casi un siglo después del hallazgo inicial, fue publicado un libro que volvió sobre el asunto.
Su título, "Big Brain" (Gran cerebro), ya es suficientemente descriptivo, pero el ensayo en sí es mucho más jugoso.
Sus autores, un neurólogo y un siquiatra, tienen una teoría bastante interesante: afirman que el "hombre de Boskop" floreció hace apenas diez mil años, con un cerebro de un tamaño 50% superior al nuestro y, lo que es inaudito, un cociente intelectual que superaba ampliamente al nuestro.



La hipótesis es revolucionaria, porque amenaza la biología evolutiva. Entendámonos: no es la primera vez que se trata con un homínido de capacidad craneana superior a la del ser humano actual. Tanto el hombre de Neandertal, como el propio homo sapiens de muchos milenios atrás, tenían cerebros de tamaño mayor, pero jamás se asoció este hecho con la posesión de una inteligencia superior.

Los autores del libro se animan incluso a calcular un cociente intelectual de 150 promedio para los Boskops. Esto los coloca en el rango de una mayor intuición y capacidad de reflexión que la nuestra, además de hacerlos poseedores de una memoria que nos parecería fantástica.

La pregunta entonces es ¿qué pasó con ellos? Y lo cierto es que no hay una respuesta sencilla para esta incógnita. Por de pronto, creo que no entendemos la base del problema. Si las teorías expuestas en el libro son correctas, estamos hablando de un conglomerado homínido de inteligencia muy superior a la nuestra. Dicho de otra manera, ¿cómo sería la sociedad humana si todos sus miembros tuvieran un C.I. de 150? No lo sabemos y no creo que podamos aventurar respuesta.

Es un misterio tan grande el destino de los Boskops como el saber en qué derivaría una sociedad humana de inteligencia extrema.

8 comentarios:

Manuel Guillén dijo...

Pura especulación mía: ¿qué tal que esa raza, con ese desarrollo cerebral, tenía domesticadas, hasta llegar al mínimo posible, las tendencias violentas y fue, en consecuencia, exterminada por el homo sapiens, menos inteligente, pero mucho más violento? Puede ser...
Saludos Pelado.

pelado1961 dijo...

Es una hipótesis muy válida, Manuel. Quizás también esa falta de agresividad estuviera combinada con algún imperativo moral que ni siquiera podemos entender.

En todo caso, si eran pocos en número, debieron ser presa fácil de grupos más numerosos y violentos.

Va un abrazo!!!

Ernesto Moreno dijo...

Yo pienso que tal vez sobrevivieron, están entre nosotros, esperando el momento para actuar, (tal vez lo viene haciendo)...qué horrible, vivier entre una bola de simios primitivos!!!! Saludos Pelado.

pelado1961 dijo...

Ernesto:

Si están entre nosotros, los compadezco. No imagino peor castigo.

Saludos!!!

Mariolo dijo...

Cabezones hay muchos hoy en día (siguiendo la idea de Ernesto, un poco en broma), pero muy poquitos de esos cabezones demuestran una inteligencia superior, lamentablemente.

No hay caso, si pasamos de estos tipos históricos, a estos que somos nosotros hoy, no cabe dudas del mal uso de la palabra evolución, cuando en realidad es involución.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Hay varios puntos acerca de la evolución que no terminan de cerrarme. Uno de ellos es el que vos planteás: que el mundo actual parezca contradecirla completamente.

Da que pensar, ¿no?

Don Ferchu del Bolso y Aguada dijo...

Y si existio otra humanidad?

Anónimo dijo...

Estan entre nosoytros y nos tiene de los Huevos