domingo, 8 de agosto de 2010

CUESTION DE SUERTE


El señor de la foto se llama Frano Selak y tiene 81 años.
Poseedor de una pequeña fortuna, ha decidido repartirla entre sus familiares y amigos, para retirarse a su pueblo natal en Croacia, con el fin de llevar una tranquila vida junto a su amada esposa.

Buenas intenciones de un jubilado, dirán ustedes. Y probablemente tengan razón, porque el buen Frano trabajó como profesor de música la mayor parte de su vida, hasta que un día del año 2003 decidió probar suerte y apostar en la lotería.
Hacía cuarenta años que no jugaba.

Y con uno de los boletos ganó más de un millón de dólares.


Sin embargo, para los periodistas que lo entrevistaron, la buena suerte de Frano no es algo nuevo.
Le conocían muy bien, porque tiene una particularidad que le hace único: sobrevivió a cinco accidentes potencialmente mortales.

En 1962 viajaba en un tren a Sarajevo, cuando hubo un descarrilamiento. El vagón donde iba Frano se precipitó a un río helado, lo cual significó el fin para diecisiete personas. Pero él llegó a la orilla, sufriendo traumatismos e hipotermia.

En 1963 encontramos al buen Frano en un avión que va de Zagreb a Rijeka. De pronto, sucede algo totalmente impensable: la puerta del avión se abre y Frano es absorbido hacia el exterior. El avión cae sin remedio y diecinueve personas mueren, pero Frano es hallado en una parva de heno con heridas leves.



La siguiente década no empezó mejor para Frano: en 1970 se encontraba conduciendo un auto que nunca le había dado problemas. De pronto, el coche empieza a arder y Frano apenas logra detenerlo y salir corriendo: segundos más tarde, el coche es casi una bola de fuego.



Los años '80 fueron menos movidos para Frano, pero la década siguiente se mostró de otra manera:

En 1995 iba caminando por las calles de Zagreb, cuando un autobús sin frenos le atropelló. Los testigos del hecho esperaban lo peor, pero sólo sufrió heridas leves.

Y 1996 no fue un alivio: mientras conducía por una carretera de montaña, un camión militar hizo una mala maniobra y se le vino de frente. Frano giró bruscamente el volante para evitar el choque, pero no pudo evitar que el auto se saliera de la carretera y cayera por un precipicio.
Alcanzó a saltar del coche y quedó enredado en los arbustos de un risco, mientras que el auto explotó al final de su caída.

Luego de eso, Frano decidió no volver a tomar un avión, barco o tren por el resto de su vida. Y andar en auto o en bus sólo excepcionalmente.
Buena decisión, aunque tenga mucha suerte.

12 comentarios:

Alejandro Kreiner dijo...

Algunos nacen con estrella y otros nacen estrellados.

Saludos.

Anónimo dijo...

muy buena historia, y muy buena suerte la de este hombre... el se ha salvado de la muerte q lo esta persiguiendo. la peli destino final no es nada con esto!
pero seguro q su amada esposa no la paso bien con las hazañas de su marido
FloR!

Anónimo dijo...

muy buena historia, y muy buena suerte la de este hombre... el se ha salvado de la muerte q lo esta persiguiendo. la peli destino final no es nada con esto!
pero seguro q su amada esposa no la paso bien con las hazañas de su marido
FloR!

Pinchita dijo...

Hola Pelado!!!me gustaria que me lo presentaras,que suerte la de este hombre!!!!

Besitos....

Mariolo dijo...

Yo no andaría nunca junto a él; ya sabemos que en un accidente el se salva.

Mariolo dijo...

Además es un yeta barbaro, siempre atrae los accidentes

Don Ferchu del Bolso y Aguada dijo...

Que tarro por no decir otra cosa tiene el vejete. Sin dudas algunos nacemos con estrella y otros estrellados como dijo Alejandro. ¿No tenes el numero de telefono haber si me pasa los numeros del cinco de oro? je

pelado1961 dijo...

Alejandro:

Este hombre tuvo una "suerte" extraña, porque le pasaron cosas malas en demasía, aunque siempre zafó.

Gracias por la visita y por comentar.

pelado1961 dijo...

Flor:

Creo que la señora de este tipo viviría con el corazón en la boca, jajajaja.
O se caía el avión o se sacaba la lotería!!!!

pelado1961 dijo...

Pinchita:

No sé si te haría un favor presentándote a este hombre (¿vos te subirías a un ómnibus con él??????).
Pensalo mejor, jajajajjaa.

Beso.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Ese es el punto, como vos decís.
Capaz que podemos acompañar al tipo a comprar unos números de lotería (los mismos que juegue él), pero en una de esas nos pisa un camión en el trayecto !!!!!

Mejor nos quedamos piolas.

pelado1961 dijo...

Ferchu:

Estuviste astuto: que te pase los números por teléfono, esa es buena idea (ni locos vamos a verlo al tipo, jajajajaja)

Un abrazo.