viernes, 30 de enero de 2009

EXORCISMO EN EL HOSPITAL


Aún los mejores proyectos y las más nobles intenciones pueden tener consecuencias inesperadas. Eso sucedió cuando las autoridades sanitarias del Reino Unido decidieron destinar cuantiosos fondos para construir un nuevo y moderno hospital en la ciudad de Derby.

Apenas inaugurado el nuevo Derby General Hospital, comenzaron a sucederse extraños incidentes, donde una figura humana de larga capa negra y capucha era vista repetidamente.

Se materializa de la nada en sus apariciones, que ponen los pelos de punta a los trabajadores del hospital, dado que atraviesa los muros en sus andanzas como si éstos no existieran, deslizándose sin tocar el suelo.


Los rumores pronto comenzaron a circular en las ruedas de funcionarios. De acuerdo a lo que se sabe, mientras existió el viejo hospital (construido en los años '20 del siglo pasado), nunca se reportó este tipo de apariciones.

Sea lo que sea este ser, su actividad comenzó a partir de la demolición del antiguo edificio: algunos obreros manifestaron su sorpresa cuando, en medio de los trabajos, veían una figura a través de las ventanas de los muros que aún quedaban en pie.

Pero cuando buscaban al personaje para obligarlo a retirarse del lugar, ya no estaba.


Lo cierto es que la presencia se hizo mucho más fuerte una vez finalizado y puesto en funciones el nuevo edificio. El silencio de los directivos terminó cuando dos de ellos vieron surgir el extraño personaje de un muro cercano a la morgue del hospital.

A partir de ello, revisaron uno por uno todos los incidentes denunciados por los trabajadores y pacientes.



Luego de sopesar la situación, pidieron al capellán del hospital que se comunicara con el arzobispado para llevar a cabo un exorcismo en toda regla.

Cuando la prensa local preguntó qué esperaban de semejante medida, las autoridades del hospital se limitaron a contestar que buscaban bajar el nivel de estrés entre los trabajadores.
Un mail enviado a los funcionarios alega que "se ha tomado el asunto muy en serio, pues lo último que deseamos es un staff trabajando bajo presión innecesaria."



Historiadores locales consultados, afirman que la zona donde se ubica el hospital nuevo (mucho más grande que el anterior) cubre un área de cruce de antiguos caminos y puestos militares romanos.
A partir de ese dato, algunos periodistas aventuran que la figura vista se correspondería con un militar romano asesinado en el lugar, pero en ese caso no habría concordancia con la vestimenta.

Lo único concreto es lo que ha dicho un portavoz del obispo de Derby: "no deseamos apresurarnos, pero se tomarán las medidas necesarias".



(Supongo que si estoy enfermo o convalesciente en un hospital y veo aparecer de la nada una figura de ese estilo, me voy corriendo a mi casa)

4 comentarios:

Natu dijo...

Tendran que seguir investigando pero hacen bien tomando medidas!
Pobre gente en que estado debe trabajar!!!Yo tampoco voy en ese caso a ese hospital, es peor el remedio q la enfermedad jaja

Mariolo dijo...

Paaahhh .... Che, y nunca una fantasmita vestida de enfermera, jovencita?

Yo si veo que atraviesa la pared, le pido me pase el truco. ... y me voy rajando del cag.....

pelado1961 dijo...

Natu:

Cuando todo lo demás falla, se toman medidas desesperadas.
No quisiera trabajar ni convalecer en ese hospital, no, no, no.

Besos!!!!


Mariolo:

Me gustan las ideas que tenés (pero en ese caso, ya me veo corriendo YO a la fantasmita, en vez de que me corra A MI, jajjajajajaa).

Un abrazo!!!!

Mary Lovecraft dijo...

buena forma de deshabilitar las habitaciones rápidamente ¡los pacientes se piden el alta voluntaria!

yo por lo menos como tú, también lo haría!! :SSS

me dió mucho miedo!