sábado, 3 de enero de 2009

BELCHITE VIEJO: PUEBLO FANTASMA


Sabido es que durante la Guerra Civil española se produjeron innumerables episodios dolorosos y de penoso recuerdo. Uno de ellos se vincula con el pueblo de Belchite.

Durante agosto y setiembre de 1937, se llevaron a cabo una serie de acciones militares en las cercanías de esta población zaragozana. Una gran ofensiva de las fuerzas republicanas dio inicio a las operaciones en un frente que se extendía por casi 100 kilómetros, entre Zuera y Belchite.

Pronto fueron ocupadas las poblaciones de Quinto, Mediana y Codo, así como se lograban avances generales. Pero curiosamente, las fuerzas nacionalistas en Belchite oponían una inesperada resistencia.



Finalmente, todo el pueblo fue campo de batalla, quedando al fin de la contienda en un estado absolutamente ruinoso. Miles de combatientes tomaron parte en el ataque y la defensa del mismo, pereciendo gran parte de ellos, así como civiles que quedaron atrapados en el conflicto.

Y todo se reduciría a un episodio histórico, si no fuera porque el tiempo ha agregado otros elementos. Todo comenzó cuando algunos excursionistas advirtieron sobre presencias y apariciones fantasmales entre las ruinas.

Pronto los curiosos fueron llegando y, cada tanto, alguno que otro sufría un genuino susto ante los sucesos paranormales que se producían allí.



Conforme se fueron estudiando los casos más notorios por parte de investigadores, se percibió un hilo conductor en los sucesos: los sufrimientos allí vividos parecían actuar como detonantes.

Se consiguieron grabar algunas sicofonías en el lugar. Se trata de sonidos que generalmente no son percibidos por los presentes en el momento, pero son captados por las grabadoras y quedan almacenados: súplicas, lamentos e incluso amenazas componen el repertorio obtenido.



Por supuesto, los escépticos atribuyen todo a un fraude elaborado o a simple autosugestión de los presentes (pues en algunos casos, las voces son audibles perfectamente en el momento, si bien no se percibe nadie que las emita).

Pero los investigadores defienden su punto de vista y afirman, incluso, que en un caso al menos hubo hasta riesgo de vida: las voces amenazantes fueron seguidas del desprendimiento de un trozo de techo, caído sobre el preciso lugar donde se encontraban momentos antes.



Mi punto de vista al respecto es bastante simple:

Supongo que todos estaremos de acuerdo en que existen lugares donde uno, sin saber por qué, se siente a gusto y renovado. Pues bien, creo que del mismo modo han de existir sitios donde sucede todo lo contrario. Quizá se trate de lugares donde hubo muchos sufrimientos, como el caso de Belchite.

Y se piense lo que se piense, se crea lo que se crea, hay algo que tengo seguro: no me gustaría pasar la noche allí.



(Las fotos proceden de diversos lugares en la web)

12 comentarios:

Héctor dijo...

Igual de interesante que El Area... agrego también éste a mi lista de blogs.

Suerte.

Mary Lovecraft dijo...

Ay Pelaíto, ¡qué miedo me dieron esas fotografías! y eso que están hechas a plena luz del día :S

¿sabes? siempre he pensado exactamente igual que tú con todas las letras, en cuanto a la energía que emanan los lugares físicos, efectivamente los hay que te transmiten una paz inexplicable, ¿por qué no lo contrario?? por supuesto que sí, el qué cosa transmita lo uno o lo otro escapa a mí razón y es igual de aceptable en uno u otro caso, sea lo que pudiera ser.

un besote mi Pelaíto!!
¡¡¡mmmuuuaaakksss!!!

francisca dijo...

He leido por ahi,que todos dejamos sobre la materia algo asi como "huellas"de algun tipo de energia,y lo que tu decis sobre esos lugares seria solo una cuestion de campos electro-magneticos o algo asi...
pues a mi me gustaria pasar un par de dias ahi.y si se tratara de fantasmas o aparecidos....pues me quedaria un mes!jaja
Besotess

Fonzi dijo...

Que festival de fotos me haria yo si pudiese visitar ese pueblo..
Magnificent post !

Mariolo dijo...

Yo creo que puede haber cosas "extrañas" que, como no las entendemos (o no queremos), las catalogamos de truchas.
Pero ojo, también hay muchos aprovechados, que pueden subirse al carro de atraer turistas y bueh ......

pelado1961 dijo...

Héctor:

Bienvenido!!
Me alegra que te hayan gustado los blogs. Pasá y vichá todo!!!

Un abrazo.


Mary:

Creo que es como tú decís: hay lugares positivos y otros negativos, cada uno con sus motivos (que se nos escapan casi siempre).

Besos!!!


Fran:

Me gusta esa teoría de la energía. En el caso de los lugares negativos, me gustaría saber si puede revertirse.
(Y te pasarías unos días allí???? Pues sos más valiente que yo, jajajajjajaja)

Besos!!!


Fonzi:

Creo que te harías un festín en un lugar como ese: tiene un "clima" especial el sitio, ¿no?

Un abrazo!!!


Mariolo:

Sin duda que está lleno de avivados y truchos el mundo (pero siempre hay casos que "escapan" a la norma!!!)

Va un abrazo!!!

Samy dijo...

Pienso igual que Francisca, uno emana energia y lo que queda es eso lo material se va y la energia de tu ser queda como positiva o negativa... no se que hace que se quede por un buen tiempo, no se si tiene validez! je!!!

Pero de los sucesos que yo he presenciado se que la energia si queda y no dura mucho!!!!

pelado1961 dijo...

Samy:

En este caso, se debió vivir algo tan tremendo y negativo allí, que perduró por décadas esa energía.
(Y al revés, pasa con los lugares positivos, supongo)

Besos!!!

Tony Navarro dijo...

Hola a todos. Yo he estado en Belchite dos veces, la primera fue en Junio de 2007 y la última dos años después en junio de 2009. He de decir que fuí a hacer fotos para mi colección de ruinas históricas y que iba con mi hijo de 12 años. Pues bien, sin querer captamos un sonido que se escuchaba en el interior de la iglesia de San Martín parececido a los aviones mosca tan famosos, así que con el mp3 de mi hijo lo grabamos, eran las seis de la tarde. En junio de este año decidimos volver a seguir fotografiando pero esta vez para quedarnos por la noche. Esta vez vinieron 3 amigos. Supongo que muchos de vosotros no os lo vais a creer, pero esto fué lo que paso. En uno de los edificios había unas escaleras que conducian a un sótano, de los 5 que íbamos entramos tres de nosotros y yo iba el último. Olia a humedad y hacia un frio espantoso. Encendí la linterna para alumbrarnos y en ese momento alguien o algo me dió un manotazo y la linterna dejó de funcionar, se había partido en dos. No dije nada para no asustar a mis aconpañantes. En la entrada al pueblo viejo donde el arco de la villa había unos gatos correteando por la calle, uno de ellos un cachorro que se puso a jugar con mi hijo y sus dos amigos y cuando a las doce de la noche volvimos a internarnos en las ruinas, uno de los gatitos nos siguió hasta el arco de la villa aullando, pero de repente salió, como alma que persigue el diablo, hacia la salida. No sé que tipo de energía se habrá quedado en el lugar, lo que si sé es que a mí particularmente, las dos veces que estado he salido agotado como si hubiese corrido una maratón. Un saludo.

pelado1961 dijo...

Tony:

Bienvenido al blog!!
Creo que usaste una expresión muy acertada en tu comentario: quién sabe qué tipo de energía hay en ese sitio, pero seguramente no es positiva.
Muy bueno el aporte de tu experiencia.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola!
Yo he pasado el verano trabajando en Zaragoza y aproveché para hacer unas cuantas visitas a Belchite,tanto de dia como al anochecer y noche.
Lo cierto es que no noté nunca nada extraño ni me pasó nada.Pero puestos a darle vueltas si hubo un par de cositas que me llamaron la atención,una fue en la primera visita que hice,y fue el silencio sepulcral que allí reinaba,solo roto por una especia de lechuzas,a pesar de estar al lado el pueblo nuevo y la carretera de Lecera...allí el silencio se cortaba,y eso no me volvió a pasar en visitas posteriores.
Otro dia fui ya de noche,recien anochecido,entré por detrás dejando el coche donde la casa de la Cruz Roja,me interné un poco en dirección a la iglesia de San Martin y me entre la oscuridad y la visión de la iglesia amenazante,empezó a entrarme una sensación de ganas de salir pitando...empecé a sentirme observado,a oir crujidos detrás mio,y sobre todo la intuición de que era mejor irme y dejarlo para otro dia,y así hice,me subí en el coche cagando ostias.
Por lo demás estuve de noche en ambas iglesias,grabé algo de sonido incluso lanzando preguntas al aire,subí con una linterna a la siniestra torre de reloj,saqué muchas fotos,me metí en alguna casa que todavia está medianamente decente,pero no noté nada ni ví ni oi nada.
Del sótano que hablas Tony puede ser en una de las primeras casas después del Arco de La Villa? el llamado "Hostal de los Abstemios",tiene un sotano al que tambien me metí yo (de dia),pero la verdad yo no noté nada,aunque si a la vista impone mucho...
Lo que sí hablé en mi curro con algunos vencinos del pueblo nuevo,ancianos,y una señora de 80 años me dijo que tras la guerra todavia vivieron unos cuantos años en el pueblo viejo (que en aquella época no estaba tan ruinoso como se cree) hasta que acabaron el nuevo,y que ella no vió nunca nada,pero si hubo gente del pueblo que vieron cosas raras en la zona del trujal,donde hay enterrados cientos de personas y un pequeño monumento al que se sube por unas escaleras.

Saludos!

PABLO

Anónimo dijo...

La masacre perpetuada por grupos republicanos satanicos sobre las iglesias cristianas,han dejado plasmado en el aire el terror y sufrimiento de sus victimas.Es lamentable que hoy en dia existan grupos politicos que justifican y pretendan hacer eroes a estos genocidas.Ahí estan las sicofonias como recuerdo de tanta maldad.