viernes, 14 de octubre de 2011

"EL RESPLANDOR" DE UN HOTEL FANTASMAL



Buen libro y tremenda película, no tengan dudas.
Si el libro de Stephen King es sólido de por si ("The shining" es su tercer novela, de 1977) y lo catapultó al mundo de los bestsellers y las grandes ligas editoriales, la película de Stanley Kubrick (de 1980, protagonizada magníficamente por Jack Nicholson) fue el toque definitivo para esta historia.

¿Y de qué trata? Pues de lo que sucede en un hotel muy especial, cuando un hombre se encuentra con sus peores fantasmas.



Mucha gente se ha preguntado en qué hotel se inspiró King para situar su libro. Y la verdad es que el hotel Overlook (que así se llama en la novela) es una fusión de varios hoteles. Pero la filmación de Kubrick se realizó en una locación concreta: el hotel Timberline Lodge (en Mount Hood, Oregon).



Fue construído entre 1936 y 1938. Al igual que todo hotel dependiente del turismo y los deportes invernales, supo atravesar muchos altibajos, con decadencias y resurgimientos varios.
No hay, sin embargo, historias de fantasmas que contar acerca de este hotel.

Diferente es el asunto si hablamos de la miniserie de 1997, dirigida por Mick Garris y supervisada enteramente por King.
Las malas lenguas dicen que la película de Kubrick no satisfizo en absoluto al novelista (independientemente del resultado como film, que fue sensacional). Por lo tanto, King no sólo se habría propuesto atender personalmente el proyecto de la miniserie, sino que además trató de que fuera lo más fiel posible a su libro.

Por supuesto, una miniserie para TV no puede reflejar enteramente un argumento que fue pensado como novela para ser publicada. Debe ser adaptado, reescrito y, naturalmente, ambientado.  Y allí es donde el novelista habría insistido en filmar en el lugar que más lo influenció para su texto: el hotel Stanley (en Colorado):



Stephen King nunca ha hablado con demasiada claridad sobre la influencia que este sitio tuvo en él a la hora de escribir "El resplandor". Algunos de sus allegados han afirmado que se alojó en la habitación 217 y tuvo allí algunas desagradables experiencias paranormales, que le dieron sobrado argumento para su novela.

Aún dejando de lado lo que pudo haberle pasado a King en ese sitio, el hotel ya era conocido por algunos episodios extraños. Por ejemplo, hubo huéspedes que, oyendo el griterío de niños jugando en el corredor, salieron intempestivamente de su habitación para reprenderlos.....encontrándose con un pasillo vacío y silencioso.

En otros casos, pasajeros airados han llamado a la recepción para protestar por la música y los ruidos provenientes del salón de fiestas....que en esos momentos estaba desierto por completo.



El piso que parece concentrar la actividad paranormal es el cuarto. Cuenta, al parecer, con su propio fantasma, que no sería otro que el de Lord Dunraven (propietario de las tierras donde se construyó el hotel, que se inauguró en 1909). Y no es que Lord Dunraven se dedique a asustar a los clientes del hotel, pues parece simplemente aparecer mirando por la ventana de la habitación 407 o deambulando por ella.

La gente parece estar entre asustada y fascinada por el asunto, lo cual no le viene mal al negocio: muy al uso norteamericano, los propietarios del hotel han armado un "tour fantasmal e histórico" que, por la módica suma de 15 dólares, promete recorrer "las habitaciones más embrujadas del hotel, da a conocer las historias de fantasmas del sitio e incluye un paseo por los túneles subterráneos".

Por supuesto, incluye acceso a la habitación 217 donde se alojó el amigo King:



Y si bien no se presentarán espectros o visiones de otros tiempos durante el tour (espero que no, al menos), no me digan que el paseíto  no ha de valer la pena....



....siempre y cuando sepamos irnos a tiempo, claro está.

5 comentarios:

Mariolo dijo...

Yo que se, mirá si se te aparece dos nenitas ensangrentadas y todo eso ... mmm

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Por eso digo: hay que quedarse un ratito y...cuando aparece Jack con el hacha nos vamos arrimando a la salida, jajaajjajjaja.

Bruno Azrael dijo...

Yo puedo vivir con la duda, jajajaja.

Un abrazo.
Azra.

pelado1961 dijo...

Pero mirá que Jack es buen muchacho, jajjaja.
Se pone un poquito loco, eso sí.

Un abrazo, Azra.

Dulce Gomez dijo...

Creo que en el libro está mucho más clara la idea de que le hotel está poseído o maldito; vi la película en hbo go y en ella como que las cosas son más confusas y por eso a mí me dio más miedo, no sabes si Jack enloquece o lo posee el hotel.