miércoles, 1 de junio de 2011

¿SOMOS LO QUE COMEMOS?


En el curso de análisis rutinarios, se ha detectado en USA un huésped indeseable (nada menos que el estafilococo dorado) en la mitad de las muestras analizadas de carne que se vende al público.
Dicha bacteria no es una pavada precisamente: puede causar desde afecciones menores hasta enfermedades mortales.

Un signo adicional de preocupación surgió cuando los expertos determinaron que la fuente de contaminación no provenía ni de la cadena de producción ni de la comercialización: el animal era el que estaba contaminado.

Si esto no fuera suficiente quebradero de cabeza para las autoridades sanitarias, otro elemento se agregó al desastre: las pruebas de laboratorio determinaron que el estafilococo hallado era resistente a tres clases de antibióticos ante los cuales debía haber sucumbido (y en algunos casos, fue resistente a nueve clases de antibióticos diferentes).


En realidad, se especula con que la resistencia a los antibióticos se origine en el proceso de engorde de los animales, debido a que se agregan precisamente antibióticos a su alimentación para acelerar el crecimiento y robustecerlos.

El estafilococo dorado muere en el proceso de cocción de la carne (siempre que la cocción sea suficiente), pero la contaminación puede persistir durante la preparación de la comida, lo que hace que llegue al ser humano finalmente. Y si la bacteria es resistente a antibióticos, se reducen notablemente las opciones de que disponen los médicos.

El estudio realizado abarcó muestras de carne de vaca, pollo, cerdo y pavo de 80 marcas diferentes.

(A quien se interese por esta clase de temas, le recomiendo la película "Fast food nation", que les dará que pensar).

8 comentarios:

Mariolo dijo...

O sea que lo mejor es un asado y que las brasas quemen al bichito ese

pelado1961 dijo...

A esta altura de la situación, creo que voy a tener que acostumbrarme a comer el asado bien cocido, más bien carbonizado!!!

(Por eso es que hay que bajarlo con vino, porque el alcohol combate los microbios!!!)

Ernesto Moreno dijo...

Ya en estos "tiempos modernos" es difícil encontrar algún alimento que no tenga nada de contaminantes, hasta los enlatados. Supongo que son las desventajas de la producción en masa.

pelado1961 dijo...

Algo de eso debe haber, Ernesto.
Pero también hay codicia pura y dura: hacer crecer los animales en tiempo récord para faenarlos, es algo que puede ser nocivo para la salud del consumidor.

Va un abrazo, amigo.

Anónimo dijo...

Concuerdo con Ernesto.
Yo creo que si puieramos realmente mas de cada cosa que comemos, nos moririamos de hambre.
Un abrazo
Azra

pelado1961 dijo...

Donde nos fijemos mucho en lo que contiene cada comida, nos hacemos faquires, Azra.

Un abrazo.

vale dijo...

Por eso hay q hacer asados! aunq yo sigo corriendo riesgos ya q me gusta poco menos q mujiendo..

pelado1961 dijo...

Un buen tinto puede servir de "antiséptico", jajjajjaa
(viste que te tiro buenas ideas, Vale).

Beso.