viernes, 13 de marzo de 2009

VIERNES Y TRECE



Ya lo ven: hasta el gato negro tiene curiosidad por este post.
Viernes y trece: ¿por qué es considerado de mala suerte?

Empecemos por decir que no en todo el mundo es así. Los "viernes 13" son considerados de mala suerte principalmente en los países anglosajones. Sin embargo, son los "martes 13" los días nefastos para españoles, latinoamericanos y griegos. Y en ciertas zonas de Italia, el privilegio de ser el día funesto le corresponde al "viernes 17".

Por de pronto, la cifra 13 es considerada popularmente de mala suerte porque en la Ultima Cena eran trece los comensales.


En consonancia con esto, resulta ser que en el Capítulo XIII del Apocalipsis es donde se describe la llegada del Anticristo (que no es poca cosa).

A partir de estas ideas generales, parece razonable haber atribuído al pobre número 13 una significación penosa, que se transmitió a toda la cultura en general pero más aún dentro de los ámbitos ocultistas (si basta un ejemplo, digamos que la carta número 13 en el Tarot es "La Muerte").


De todas formas, eso no explica el por qué se asoció al día viernes para formar una dupla nefasta.
La respuesta parece hallarse en un hecho histórico: el arresto de los Caballeros Templarios.


Los Templarios eran una orden monástico-militar que, ya desde sus inicios, estuvo rodeada de misterio: se formó con apenas nueve integrantes, que se instalaron en Tierra Santa y comenzaron de inmediato a realizar unas extrañas tareas de excavación, en la zona donde se situaba antiguamente el Templo de Salomón (de allí el apodo de "templarios").


Qué buscaban y qué hallaron, nadie lo sabe. Pero las especulaciones abundan y van desde un inmenso tesoro hasta la mismísima Arca de la Alianza, pasando por otras teorías no menos interesantes.


La cuestión es que pronto comenzarían a reclutar nuevos miembros y a crecer en número, poder e influencia. Siempre fueron criticados por el secretismo que les rodeaba: sus ceremonias de iniciación fueron objeto de numerosos rumores, así como el hecho de que se vincularon con sectas musulmanas de índole metafísica.


De nuevo en Europa tras el fracaso de las Cruzadas, los Templarios se convirtieron en algo así como un estado supranacional: no respondían a rey ninguno y estaban diseminados en castillos y capitanías por todo el occidente conocido.
Fue así como el rey de Francia (Felipe IV), con la anuencia del Papa Clemente V, ideó un plan para eliminarlos de escena y obtener sus riquezas, a la vez que liquidaba las cuantiosas deudas que tenía con la Orden.


Y el viernes 13 de octubre de 1307 se hizo efectiva una orden de arresto contra todos los caballeros templarios de Francia, bajo acusación de innumerables cargos inventados.


Torturados y quemados en la hoguera, ese fue el fin de la mayoría de ellos. Traicionados por el poder temporal y por el poder eclesiástico a la vez.


Por tanto, parece ser que esa fecha ignominiosa dio origen a la idea popular: los "viernes 13" son nefastos.


Como sea, espero que todos ustedes hayan pasado bien el día de hoy....


....y que no les haya caído un piano encima desde algún piso 13 (número de piso que, dicho sea de paso, ha sido eliminado en muchos hoteles y edificios del mundo).

6 comentarios:

Fonzi dijo...

Día de mierda realmente...
Casi te hago una rima campera con el titulo del post.... pero me reprimí por miedo "al que dirán".
Salú Pela y buen findex.

Azu dijo...

Hola!!
Paseando por aquí y allá, llegué a tu blog que por cierto está muuy bueno, jaja me encantó lo de scully lisa.
No sabía todo eso del número trece! yo nunca fui supersticiosa ni nada, pero de han habido malos 13 en mi vida, los han habido.

Felicitaciones por el blog y volveré!!!

Mariolo dijo...

Grupos, como el nuestro No Te Va Gustar, no tienen tema 13 en sus discos.
Yo no soy entendido ni en numerologia, ni en cábalas; no me molesta el 13 y no regreso los pasos por culpa de un gato como el que ilustra este post.
Por debajo de una escalera paso tranquilo, solo tengo cuidado en que haya un tarro de pintura pendiendo ... jaja

Mary Lovecraft dijo...

Pues a mí me gusta el número 13 y los martes y 13 me son simpáticos, más que nada por llevar la contraria jajajaja!!! y así, nunca me pasó nada :D

un besotote mi Pelaíto, espero no te haya ocurrido nada grave, tu entrada me gustó mucho, muy didáctica ¡no tenía idea del orígen de esta superstición!

Adolfo Calatayu dijo...

Pelado: ya te lo dije mil veces,sos un grosso !!! uno de los mejores y más elaborados post que he leído,y la última foto me mató !!!
Imagino que sos supercabulero no? ajajajajaja
noté con gran desagrado y desazón que mi señora esposa hace alusión a nuestra diferencia de edad en tu otro blog,qué verguenza !!! me vengaré cual Tony Soprano,he dicho.
Jajajajajajajajaja
Un abrazo grande,loco.

pelado1961 dijo...

Fonzi:

Puedo imaginar la rima, como aquéllas que nunca terminaba el "Gaucho Solo" (personaje de Berugo Carámbula).

Un abrazo!!!


Azu:

Bienvenida al blog!!!!
Ojalá te guste el montón de "cosas raras" que vas a encontrar aquí.
No hay que ser supersticioso, sino precavido, jajajajja.

Besos!!!


Mariolo:

Aportaste un dato nuevo. Yo no sabía que NTVG evitaba los temas número trece. Interesante.
¿Serán "cabuleros"?

Va un abrazo, amigo!!


Mary:

Me gustó eso: de puro contra te gusta el 13, jajajajjaja.
Hay gente a la que le gusta el número (¿por qué no?) y le apuestan en los juegos de azar, porque consideran que les trae suerte.

Besos!!!!!


Adolfo:

¡Qué verguenza ese comentario malintencionado de tu esposa!!!!
Por "un par de añitos" de diferencia ya se hace la viva, jajajajajajja!!!
Y bueno, perdonala por esta vez.

Te cuento que no soy cabulero, aunque me gusta conocer el origen de todas esas costumbres (y en realidad, debería ser supersticioso, porque la única vez que estuve a punto de morir fue un viernes 13).
Cosas de la vida.

Va un abrazo!!!!!