viernes, 6 de marzo de 2009

HISTORIA DE UN REINO OLVIDADO

Algunas de las mejores historias de ciencia ficción tratan sobre extraños reinos olvidados.
Y como todos ustedes sabrán, la realidad logra superar muchas veces a la fantasía. Por eso quise traer a tema un hecho verídico, sobre una comarca olvidada: el Reino de Araucania y Patagonia, cuyo mapa se ve a continuación:


Un buen día de 1858, desembarcó en el puerto de Coquimbo (Chile) un aventurero francés de origen noble, llamado Orelie Antoine de Tounens. Poco después se trasladó a Valdivia y comenzó a establecer contactos a fin de organizar una expedición a la selva araucana.

En 1860 se internó en la comarca de los indios mapuches y estableció un diálogo con el cacique Quilapán, proponiéndole la formación de un nuevo estado. Así fue como el 17 de noviembre de 1860 se estableció la fundación del Reino de la Araucanía, proclamándose a de Tounens como rey, con el título de Orelie Antoine I. De inmediato, el monarca recién nombrado promulgó una Constitución y declaró además formalmente anexada la Patagonia a su reino.

Debe aclararse que para los mapuches, el hecho de establecer un territorio propio no tenía nada de descabellado: luego de combatir casi un siglo contra los españoles, habían llegado a un acuerdo con éstos en 1641 (Parlamento de Quilín), por medio del cual se estableció su estatus de nación libre y se fijó el río Biobío como frontera norte de su territorio.

Orelie Antoine I procedió además a fijar Perquenco como capital y se dirigió a Valparaíso a fin de comunicar a las autoridades chilenas la situación, dejando perplejo al presidente Montt. Dada la noticia, el monarca regresó a la Araucanía a fin de atender los asuntos de su reino.

Aquí lo vemos en dibujo de la época:



Ya en 1862, el gobierno chileno ordenó el arresto de de Tounens por perturbar el orden público. Detenido y sometido a juicio, encaró él mismo su defensa. El juez decidió que se le recluyera en un manicomio, del cual fue liberado posteriormente y deportado a Francia.

Regresaría en 1869, pero encontrando una situación muy distinta: el gobierno chileno había puesto precio a su cabeza y realizado diversas maniobras para someter la Araucanía y a los mapuches. Debió huir a Buenos Aires.
De Tounens lo intentó nuevamente en 1874 y 1876, sin éxito en ambas oportunidades. Murió en 1878.


Curiosamente, la historia no termina allí. Fallecido sin herederos, había proclamado sucesor a un amigo, Gustave Aquille Laviard, que intentaría sin suceso el reconocimiento del reino por parte de otros gobiernos.
A partir de ello, se formó un "gobierno en el exilio", el cual se radicó en Francia.

El Reino de la Araucanía y la Patagonia tiene bandera, escudo e himno nacional. Emite sellos postales y, más aún, acuña moneda propia que tiene gran valor entre los coleccionistas numismáticos.

Posee una corona de uso administrativo (algo así como "de entrecasa"), cuya imagen se ve a continuación. La corona ceremonial, extremadamente valiosa por las joyas que la componían, al parecer fue robada por las SS cuando los nazis invadieron Francia en la Segunda Guerra Mundial y nunca fue recobrada.


La última imagen muestra al actual monarca (Philippe I) y su esposa Elisabeth: parecen simplemente un par de veteranos piolas que gustan del buen comer.



Por más datos, pueden visitar el "website real": http://www.araucania.org/

¿Sueños de sangre azul?

5 comentarios:

Mary Lovecraft dijo...

Interesantísima historia! me dejaste con la boca abierta mi Pelaíto, tal era mi ignorancia sobre el tema O_O

un besote grande para tíiii!!!!

por acá, también te eché mucho de menos! :D

Mariolo dijo...

Y si fundamos un reino por acá?

Lux dijo...

Esperen un momento! qué estoy viendo!! Ese paisito tiene dentro de sus límites a la provincia de Santa Cruz, de donde es oriunda nuestra benemérita Emperatriz Cristina K!!

Propongo que la devuelvan a su patria (a ella, sus hijos, marido, amantes y a todo el séquito de malandras que la rodea) y que se erija una muralla electrificada, con alambre de púas, un foso con cocodrilos y un campo minado en sus alrededores!

Mejor no, la Patagonia es linda y tengo familia en el sur... mejor nos deshacemos de ella y ya.

Fonzi dijo...

Interesante historia.
Realmente no la conocía...

AQUÍ en Uurguay no tendremos un reino , pero si una República aparte que es la Parva Domus.
Conseguí la autorizacion de su presidente para entrar y fotografiarla , así que pronto la podran ver en Conlaamara...
Saludos Pela...

pelado1961 dijo...

Mary:

Es una historia poco conocida, más bien una curiosidad histórica.
Me alegro que te sorprendiera.

Besos!!!


Mariolo:

No andamos muy lejos. A veces pienso que vivimos en un virreinato, así que...falta poco.

Un abrazo!!!


Luxie:

Me hiciste reir con tu interpretación del "Imperio K", jajajajjaja.
Me parece que el francés era más humano que tu emperatriz, jejejeje.

Besotes!!!


Fonzi:

Seguro que ese post me va a gustar, dale para adelante!!!
Hacé una parada en el museo de la Parva Domus, que dicen que es notable.

Un abrazo!!!