miércoles, 11 de julio de 2012

LOS CÍRCULOS DE NAMIBIA



Existe en Namibia un misterio puro y duro, que lleva muchos años produciéndose y aún no tiene ni rastro de explicación. Se trata de una serie de círculos en la vegetación de una extensa zona, círculos donde nada crece durante décadas y no hay razón para ello.

Hace bastante tiempo que estos diseños inexplicables vienen siendo estudiados por la ciencia. Primero se acercaron al sitio un grupo de botánicos sudafricanos. Luego, una expedición de la Universidad de Florida. Más tarde, se hicieron presentes expertos ingleses. Y así por el estilo.


Con el tiempo, ya han  sido examinadas y desechadas todas las causas naturales posibles. Aún las que parecían muy poco probables: radiación, proteínas tóxicas dejadas por plantas venenosas, actividad de termitas, enfermedades indeterminadas en la vegetación, etc.

El misterio persiste y los círculos también. Se ha calculado que los más pequeños llevan unos veinticuatro años en el lugar, mientras que los grandes ya tienen alrededor de setenta y cinco años.
Su tamaño va de unos dos metros de diámetro a los doce metros o más.



No es fácil llegar a ellos, ni tampoco permanecer en el lugar para estudiarlos. Están situados a unos 180 kilómetros del poblado más cercano y en una zona donde las condiciones de vida son difíciles aún para una expedición bien planeada.

Comparando fotografías satelitales de diferentes años, se ha podido establecer que las formaciones son bastante estables, aunque sorprende la rapidez con la que crecen los círculos "nuevos".



Para mayor rareza, se ha determinado que en algunos casos los círculos muestran una profundidad que van adquiriendo con el tiempo, formando una depresión en su extensión. En otros casos, el círculo se mantiene a nivel con la superficie que lo rodea. Y nadie sabe por qué sucede lo uno o lo otro.



Se ha podido determinar que el "promedio de vida" de los círculos está entre 30 y 60 años (dependiendo de su tamaño), aunque hay muchos que sobrepasan esa marca largamente.
Transcurrido el tiempo, el círculo es repoblado por la vegetación y se disuelve en el paisaje. Entretanto,  otros nuevos se han formado.

No hay ningún elemento "extra" en este fenómeno. No está asociado a observaciones de OVNIs, luces u otro tipo de elemento inusual. No hay ruinas o asentamientos abandonados en la zona.
Nada raro.


Excepto los círculos.

6 comentarios:

NuMaN dijo...

Conocía el caso, y me hizo recordar un poco (asociación algo lejana,admito) a "El color que cayó del cielo", de Lovecraft.
Salutti!

Mariolo dijo...

Eso si que es raro.
Por las fotos uno ve que la vegetación crece justito al borde, conservandose el círculo tal cual.

Raro raro

Ernesto Moreno dijo...

Está rarísimo, más por que no se tienen avistamientos de nada...por lo general la misma población local ha visto algo, pero en este caso es todavía más extraño...supongo que si alguien se atreviera a quedarse a vivir un tiempito por allá...ni pensarlo ¿verdad?

pelado1961 dijo...

NuMaN:

Creo que el maestro Lovecraft estaría encantado con este misterio... y le encontraría un uso para sus cuentos.
Un genio, sin dudas.

Saludos!!!

pelado1961 dijo...

Mariolo:

El asunto trae de cabeza a los científicos. Para mí que alguna canilla alienígena está goteando y deja esas marcas, jajajajaja.

Va un abrazo.

pelado1961 dijo...

Ernesto:

A la hora de quedarse a vivir allí un tiempito, creo que los voluntarios sólo se conseguirían a punta de pistola!!!
Ni siquiera hay leyendas locales o mitología acerca de este asunto, que nadie pudo explicar hasta ahora.
¿Te imaginás pasando una nochecita en ese sitio? No cuenten conmigo.

Va un abrazo.