lunes, 23 de julio de 2012

ADIVINA QUIÉN VINO A SABOTEAR



La historia que les traigo hoy se relaciona con un cachivache tecnológico que ha dado mucho que hablar: el Gran Colisionador de Hadrones, LHC para los íntimos.
Costó un ojo de la cara y, curiosamente, aún no se ha visto afectado por los recortes de presupuesto que barrieron gran parte de los proyectos científicos europeos. Será entonces que Sheldon Cooper tiene razón y el LHC realmente va a servir para algo.

Como sea, la cuestión en que en su momento varias personas opinaron que los experimentos del LHC iban a resultar fatídicos. Y ahora se habla de un saboteador venido del futuro, enviado con la misión de destruirlo.

Por loco que parezca, esa es la noticia que se ha filtrado. Aparentemente, un hombre resultó detenido en su momento por la Policía suiza y, al ser interrogado, declaró provenir del futuro y estar encomendado a sabotear el LHC definitivamente. ¿Con qué finalidad? Para evitar que los experimentos acaben destruyendo el planeta.



El saboteador declaró llamarse Eloi Cole y fue bastante chapucero, porque lo detuvieron los guardias del LHC apenas lo vieron observando las instalaciones con binoculares y tratando de ocultarse. Para colmo, parece que iba vestido con ropas bastante extrañas (parece que la moda en el año 3000 es un poco rara).

Registradas sus pertenencias, no se encontró nada especial. Ni pistola desintegradora ni bomba de neutrones. Muy improvisado para ser un saboteador, verdaderamente. ¿Qué pensaba hacer? ¿Arrojar piedras?
En fin, la noticia termina diciendo que el tal Cole fue derivado a un centro siquiátrico, fue internado y desapareció de su celda al poco tiempo.

Tremenda historia... si fuera verdadera. Para empezar, todo el argumento me sonaba como armado con cosas que ya había oído antes. Y empecé a buscar en los cajoncitos de mi memoria (ayudado por Google, claro está). De ahí llegué a un viajero en el tiempo de apellido Cole:



En la película "12 monos", Bruce Willis personifica a James Cole, presidiario que viaja al pasado para descubrir indicios de una catástrofe biológica que devastaría al mundo. Al llegar a su destino, es arrestado y confinado en un hospital siquiátrico, del cual luego desaparece.

Además, otro poco de investigación me permitió llegar al origen de esta historia: circula en la red desde abril de 2010, como parte de las bromas del equivalente a nuestro Día de los Inocentes, el April Fool's Day que se celebra el día primero de abril.

Poco más que agregar, entonces. Salvo que, a la hora de hacer bromas, podrían ser un poco más imaginativos estos muchachos.


3 comentarios:

Ernesto Moreno dijo...

jajaja parecía una buena historia sin duda, saludos Pelado.

Gary Rivera dijo...

WOW yo ya me la estaba creyendo! Jajajaja Bueno seria bacan que se pudiera viajar en el tiempo! Pero no podría alterar nada del pasado porque cambiarian la línea de tiempo de donde proviene nuestro visitante!

NuMaN dijo...

Pues sí,no se mataron mucho ni con el nombre.Cuando leí la historia,ya no me acuerdo donde, yo dije, ésto es un divague tremendo como una casa.No me había dado cuenta del apellido del "saboteador del futuro".Que "gansos"!