sábado, 5 de diciembre de 2009

UN NUEVO LIBRO DE DAN BROWN



Salió y se ha puesto a la venta el nuevo libro de Dan Brown: "El símbolo perdido".

Después del mega-éxito de su obra "El Código Da Vinci", que posibilitó a su vez enormes ventas de "Angeles y demonios", así como una excelente taquilla para las dos películas resultantes, se esperaba con atención el siguiente título de Brown.

Lo cierto es que "El Código Da Vinci" data del año 2003, mientras que "Angeles y demonios" es del año 2000. Por más que la secuencia en el tiempo esté invertida (y mucha gente no lo sabe), fue el éxito de la obra del 2003 lo que permitió la reedición y las superventas de la novela del 2000 (que en su momento tuvo modesta repercusión).

Los filmes extendieron aún más la aureola de fama de ambas obras. Y ahora, a seis años de su último título, llega finalmente "El símbolo perdido".



Todo apunta a que no fue una novela de escritura rápida para Brown. Seis años es mucho tiempo en la vida de un escritor y en el mundo editorial.

Además, el título original del manuscrito en obras era "The Solomon Key" (que podríamos traducir como "La clave de Salomón" o "La llave de Salomón"). Esto nos dice a las claras que el centro de la trama no estaba aún bien desarrollado, que el elemento que debían buscar y descifrar el profesor Langdon y sus amigos no estaba definido realmente (porque no guarda relación con el resultado final).

¿Y de qué trata el nuevo libro? Veamos qué dice la contratapa:

"¿Existe un secreto tan poderoso que, de salir a la luz, sea capaz de cambiar el mundo?"



"Washington. El experto en simbología Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en el Capitolio. Pero el secuestro de Peter y el hallazgo de una mano tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambian drásticamente el curso de los acontecimientos."


"Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada y la investigación oficial, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de secretos masónicos, historia oculta y escenarios nunca antes vistos, que parecen arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad.Con la ayuda de Katherine Solomon, hermana de Peter y experta en ciencias noéticas, Robert Langdon tiene doce horas para salvar a su amigo y, al mismo tiempo, evitar que uno de los secretos mejor guardados de nuestra historia caiga en las manos equivocadas..."


O sea que apunta a la Masonería y a los secretos masónicos, además de ofrecer otra novedad: sitúa la acción en su propia tierra: USA.




A priori, no parece que haya mucha "novedad" o "misterio" en el tema elegido esta vez por Brown.

Es bien sabido que la Masonería ha estado presente activamente en la independencia de Estados Unidos, así como en la de varios países de Latinoamérica.

Es conocida la filiación masónica de George Washington y la de alrededor de catorce presidentes de USA en total. Y no sería raro que su influencia esté muy extendida en los negocios, la política y la cultura de esa nación en el momento presente.

Entonces, ¿por qué Brown eligió la Masonería para tomar elementos de ella en su novela?

Para empezar, supongo que porque está a mano. Es decir, se trata de una sociedad discreta más que secreta. Y además, genera una cuota de misterio y secretismo por sus usos y rituales.

Aparte de eso, Brown ya había agotado los temas vinculados con la Iglesia Católica, el Priorato de Sion y los Iluminati, de modo que necesitaba otro marco de referencia.

¿Y cuál es la trama de la novela? (Esto no lo leas si preferís enterarte a medida que el libro te lo vaya revelando).

Básicamente, la obra es una especie de rush-thriller (así bautizaría yo ese subgénero), porque el protagonista central se ve sometido de entrada a una actividad frenética y repleta de acción.

Nuestro buen profesor Langdon es llevado mediante engaños a USA, manipulado por un siniestro personaje que pretende apoderarse de ciertos secretos que sólo algunos masones conocen y que le permitirán, prácticamente, convertirse en un dios.

De paso, el villano desea apagar la luz del conocimiento de la Humanidad (como un Prometeo a la inversa), mediante la destrucción de la investigación y la vida de una científica no convencional, que experimenta con las facultades ocultas del ser humano.

La novela contiene una interesante interpretación del fresco "La apoteosis de Washington", que es obra del artista Constantino Brumidi y se encuentra en el Capitolio, en la capital de USA (supongo que en una novela de Brown no podía faltar un poco de polémica sobre una obra de arte).

Así, lo que para algunos no es más que un intento de ensalzar al prócer norteamericano en medio de representaciones de la guerra, la agricultura, la marina y demás, se transforma para otros en la elevación de ese hombre a un panteón de dioses representados en el fresco.






Además, el vértigo que Brown imprime a su novela, hace que los protagonistas se vayan moviendo de lugar casi constantemente, en lo que constituye un verdadero muestrario de edificios vinculados a la Masonería, así como se multiplican las referencias a otros más.

Aparecen, por ejemplo (mencionados, referidos o in situ):

La Biblioteca del Congreso:



El Capitolio:



El obelisco:





La Casa del Templo:






El Memorial Nacional Masónico de George Washington:





Al final, el villano se ve más que frustrado en sus intenciones, si bien ha hecho sudar la gota gorda a Langdon, a sus amigos y hasta a la CIA, cuya aparición está muy flojamente justificada en la novela.

Siempre según Brown, otra de las maldades que el villano se trae entre manos es revelar los ritos de grados superiores de la Masonería a la luz pública. Los ha filmado en su realización, con lo cual quedarían expuestos muchos personajes públicos importantes que participan en ellos.
Y como la gente no entendería cabalmente el significado de los rituales, éstos le parecerían grotescos y se desataría un caos generalizado.

Me parece que, como amenaza de nivel mundial, es un poco floja. Por un lado, los rituales masónicos (incluso comentados y detallados) pueden conseguirse sin ningún problema, así como las constituciones, planos de logias, detalles de los diferentes grados, etc., etc.

Podrán parecer ritos raros (y de hecho, lo son), pero no son más extraños que los que realizan quienes se arrodillan frente a un hombre clavado a un madero, o se orientan para rezar a cierto punto cardinal cinco veces al día, o le cortan el prepucio a los pequeños o....qué se yo cuánta cosa más.

En cuanto a la científica que el malvado desea eliminar, así como hacer desaparecer sus investigaciones, tampoco Brown ha inventado nada: el Instituto de Ciencias Noéticas fue fundado en 1973 y basaba sus investigaciones en las capacidades ocultas del ser humano, así como en ciertos fenómenos parapsicológicos.

En último término, a mí la novela me gustó. Es disfrutable en la medida en que uno lo tome como lo que es: una obra de ficción y nada más, donde el autor investigó un poco e imaginó otro poco.

Cuando salió a la venta "El Código Da Vinci" y tuvo el éxito que tuvo, mucha gente se enteró de que el tema central de esa novela ya había sido tratado en libros que databan de veinte o treinta años antes (e incluso, Brown tuvo que responder en algún tribunal por supuesto plagio).

Del mismo modo, hay muy buenos libros que tratan sobradamente sobre la Masonería, los secretos masónicos, el papel de los masones en las luchas independentistas y todos los temas que, en general, aparecen en "El símbolo perdido" como elementos que ayudan a crear un marco y un clima.

De yapa, les dejo dos links para que visiten:

El primero es el sitio oficial de "El símbolo perdido", algo habitual en las producciones de las obras de Dan Brown.

El segundo es sencillamente delicioso: se trata de un generador de argumentos "a lo Dan Brown", que les permitirá tener tramas para próximas novelas sin esfuerzo alguno. Aprovéchenlo y háganse ricos (y después tírenle un billetito al Pelado, ¿eh?) 

12 comentarios:

Mariolo dijo...

No leí la parte final, porque lo estoy leyendo y no llegué a la mitad aún (soy leeeento ..).
Pero, por lo leído hasta ahora, más allá de que el tema no sea tan original y que se repita en muchas cosas, me gusta, me atre.

Si, es el mismo molde de los otros libros, cambio de lugares y temática de fondo, pero el molde es el mismito, eso si.

Conciencia Personal dijo...

Estimado amigo, seré honesta: no he leído nada de él, como que soy alérgica a los betseller.

Abrazos llenos de invierno, Monique.

Alice dijo...

voy por la mitad del libro, la verdad es muy bueno!

Saludos!

Ferchu dijo...

Que temazo Pelado, sin duda que es un libro atrapante.

GaTo Y RenGo dijo...

yo lei angeles y demoños y el código da vinci, muy buenos los 2
como peli y libro me gusto mas angeles y demonios, no creo q este libro defraude...

Igual creo que Robert es una de mis personas favoritas para llamar en caso de destrucción masiva del mundo,( con bruce willis) elllos lo solucionan jajaja saludos!

pelado1961 dijo...

Mariolo:

El hombre usa seguramente una especie de "molde", pero el resultado no es nada malo.
Entretiene y hace pensar, no es poco.

Un abrazo.

pelado1961 dijo...

Monique:

Yo también era un poco "alérgico" a los bestsellers, hasta que caí en la cuenta de que, dentro de la literatura "seria", también hay muchos ejemplos de autores y obras decididamente sobrevalorados (que han sido "superventas" y lo continúan siendo en algún caso).

Ahora leo de todo. Y he hecho grandes descubrimientos en autores de los cuales queda bien hablar mal.

Beso para tí.

pelado1961 dijo...

Alice:

El libro es bueno. Como le dije a Mariolo, entretiene y mueve neuronas, nada mal!!!!

Beso.

pelado1961 dijo...

Ferchu:

Está bueno. El Pelado lo recomienda (o esperás a ver la peli con Tom Hanks, jajajjajaja)

Va un abrazo.

pelado1961 dijo...

Gato y Rengo:

Como peli, "Angeles y Demonios" le gana a "El Código Da Vinci" (aunque como libro sea al revés).

¿Y vos decís que para el 2012 ya vamos llamando a Bruce y a Robert Langdon?
Buena idea!!!!!

Un abrazo.

Fonzi dijo...

BRUTO POST !
INMENSO !

En cuanto al libro, va de regalo para mi señora en Navidad , así que depués que lo lea se lo pido prestado, lo leo y comento...jajaja.

pelado1961 dijo...

Bueno, yo ya te adelanté algo del argumento.
Buenísima la idea de regalárselo a la señora y después aprovechás y se lo pedís prestado: un maestro.

Saludos.